Sebastian

hace 3 semanas

Cobranza Judicial: Ojo con esto

judicial deudas cobranza
Cobranza Judicial: Ojo con esto

Al tomar un préstamo, ya sea para comprar algo importante o cubrir gastos, firmamos un contrato que detalla los términos del préstamo y las posibles consecuencias si dejamos de pagarlo. Una de estas consecuencias, la cobranza judicial, puede ser especialmente temida. Pero, ¿qué significa exactamente esto y qué puedes hacer al respecto?


¿Qué pasa si no puedo pagar mi deuda?

Si por alguna razón te atrasas más de 90 días en tus pagos, la institución prestamista, como un banco o financiera, tomará medidas para recuperar su dinero:

  1. Intereses Moratorios: Tu deuda seguirá creciendo debido a los intereses adicionales por el retraso en los pagos.
  2. Bloqueo de Tarjeta de Crédito: Si es una tarjeta de crédito, es probable que se bloquee para evitar más gastos y un aumento en la deuda.
  3. Contacto de Cobranza: La entidad intentará comunicarse contigo para negociar un acuerdo de pago, utilizando llamadas, correos electrónicos o incluso visitas domiciliarias.
  4. Informe al Buró de Crédito: Tu historial crediticio se verá afectado negativamente, dificultando futuros préstamos.
  5. Cobranza Judicial: Si todas las medidas anteriores fallan, el prestamista puede llevar el caso ante un juez, quien podría ordenar el embargo de tus bienes o salario.


Tipos de Cobranza:

Existen cuatro tipos de cobranza, dependiendo del tiempo de atraso en los pagos:

  1. Cobranza Preventiva: Recordatorios de pago antes del vencimiento.
  2. Cobranza Administrativa: Recordatorios digitales durante los primeros 30 días de atraso.
  3. Cobranza Extrajudicial: Contacto más insistente entre los 30 y 90 días de retraso.
  4. Cobranza Judicial: Recurso legal después de 90 días de atraso.


¿Qué es la cobranza judicial?

Es cuando el prestamista inicia un proceso legal para recuperar el dinero prestado. Esto implica demandar al deudor y llevar el caso ante un juez.


¿Qué sucede en un proceso de cobranza judicial?

  1. Emisión de Demanda: El prestamista presenta una demanda contra el deudor.
  2. Juicio Mercantil: Se lleva a cabo un juicio donde un juez emite un fallo.
  3. Ejecución de la Sentencia: Si el fallo es a favor del prestamista, se emite un comunicado de la corte y se establecen plazos para el pago o embargo de bienes.
  4. Posible Desestimación: El caso puede ser desestimado si el deudor demuestra incapacidad para pagar la deuda.


¿Qué hacer ante una demanda judicial por deuda?

Lo mejor es evitar llegar a este punto. Si tienes dificultades para pagar, comunícate con tu prestamista para encontrar una solución. Pedir otro préstamo solo empeorará la situación.

Una alternativa inteligente es recurrir a Bravo México, una plataforma que ofrece soluciones para salir de deudas y recuperar tu estabilidad financiera sin necesidad de más préstamos.

Recuerda, la cobranza judicial es el último recurso y existen maneras de evitar llegar a ese extremo. Lo importante es ser proactivo y buscar ayuda si la necesitas. Tu salud financiera es fundamental para tu bienestar a largo plazo.